Sobreesdrujulas


Fotografía: Renzo Alva
Por: Cedric Cáceres


Tener miedo al abandono .

EN VERDAD NUNCA ESTAMOS SOLOS, no nacemos solos, no despertamos solos, no andamos por la vida solos. Siempre tenemos a alguien cerca, a alguien que nos ronda. Despertarnos en nuestra habitación, departamento, residencia, hostel, lo que fuera. Por mas que nos despertemos en la cama solos, en realidad no lo estamos. Las paredes si bien dividen y crean espacios privados y personales entre los que viven no logran evitar el manto de hilos que la solo conciencia de la prescencia a nuestro alrededor, cubre nuestra soledad..


Saber que si grito alguien me va a escuchar.

Saber que cuando caiga nadie me oirá


El miedo a que nos nieguen la existencia, que estemos solos. Que nuestro entorno se ponga de acuerdo para desaparecernos, esfumandonos, sin borrón que nos recuerde. Si quiera , quizás, un leve aroma a dioxido de carbono en el ambiente, como una niebla de mal agüero, bastaría para que la-ausencia perseguiera los que una vez nos conocieron.

Taladrando sus conciencias con el alito insomne de una sola palabra homicida.


Saber que cuando me mates alguien se sentira herido

Saber que en mi entierro no se pudriran las flores.




No saber de nadie,
evitar el querer sabernos,
in-habitarnos en el pecho
de cuestiones diarias.

Tener un hueco tan pobre de eco.
la turbia falta de palabras en la boca,
De nombres en las manos,
De frios en la espalda.

No mas numero que nos carguen
Nubes abortadas, sin estrellas
Sentirse solo de mentiras
Estar faltos de piso en el cami-no

Dormir sin sonrisa.

Alistarse de primeros, sin excusas .
En la busqueda desesperada de un tal vez.
Sin café, sin ron, sin pocas horas de amigos.

Saber que somos tan solo una luz en la esquina
Sin piernas
Estando a pocas letras de apaganos.

1 puntos de vista:

Amaranta dijo...

:O!
genial!

lejos, este, es el mejor blog que leo. sigan así. puede que pocos comenten, pero habemos muchos ojos que disfrutamos sus letras... para sentirnos un poco menos solos.