La filosofía en nuestra cultura


Por: Eduardo Yalán Dongo


Ya lo sé, la filosofía ha dejado de ser de interés público (me encanta pensar que alguna vez lo haya sido), los héroes del pensamiento han muerto, la filosofía ha dejado sus complejidades y connotaciones léxicas para convertirse en las peticiones del vulgo (ahora hasta el vulgo se alarma cuando alguien escribe filosofía, ya que inmediatamente te acusan de "posero" o sabelotodo). Cuando le digo a alguien que me gusta leer filosofía, este alguien dice: “a vaya caramba a mi también me gusta filosofía, me gusta filosofar sobre las cosas” ¿acaso están entendiendo la filosofía como un proceso de pensamiento? ¡Si!, tratan a la filosofía como “filosofía de vida” como el pensamiento que define tu vida. Y lo hacen sin total escrúpulo, sin pensar que tal vez otras personas antes que yo ya han pensado acerca de eso y lo han más que tachado y subrayado (hasta en roca). Unos dicen, “mi filosofía de vida es alejarme de lo malo” o “mi filosofía de vida es hacer lo que yo quiero” o “mi filosofía es ser libre” o “mi filosofía es creer en Dios”….!por Don Miguel de Unamuno! Que es esto más que la prostitución de la ciencia filosófica.


Y es que el problema esta en que las personas desconocen que hubieron 2658 años de pensamientos de todo calibre y que cada bestialidad que decimos ya esta contenida en un Diagoras, en un Anaximandro, en un Descartes, en un Spinoza, en un Volviere o en un Hegel de una manera exorbitantemente genial. No estoy aconsejando tragar cada volumen espeso de Kant o leer a Hegel con diccionarios filosóficos a tu costado, o dejarse el bigote como un tal Marx (saludos al señor Abiamel), ¡no! Solo los gangrenados mentales esperan ese consejo. Los filósofos no son mejores que nadie, menos los que leen filosofía, simplemente son personas que les gusta un estilo de vida, así como esos metaleros pelucones que les gusta sacarse la mierda en conciertos, o a esos otros con su filosofía de pollo (como decía Pochi Marambio) que están de puerta en puerta asegurándote el fin del universo, además de una placentera, gloriosa y eterna sodomización en el infierno. Lo que pido es un poco más de respeto hacia la filosofía, no tratarla ingenuamente, no pido más.


Ya no faltarán algunos preclarisimos varones de docta letra que se conjeturan filósofos por haber tragado sus gloriosos libros de Randy Pausch, Mario Vargas Llosa, Cortazar, Jorge Bruce o de Chespirito. No. Principal y fundamentalmente ¡no! La filosofía exige un poco más de respeto, si queremos hablar de ella remarquemos siempre “Oe compadre a mi me gusta la filosofía pero es mi filosofía” (atención con la diferencia de connotación léxica entre “mi filosofía” y “la filosofía”) Claro, “así pos si”. Pero si la filosofía ha caído en extremos subjetivismos, no es culpa de ella (que bonito suena), no nada que ver. Esto es un problema histórico, créanlo o no, nuestra cultura esta totalmente despreocupada del proceso, como le decía a un amigo este sábado; a casi nadie le interesa quien fue Spinoza, Montesquieu, Hobbes, Hume, Foucault, etc. Pero no es culpa nuestra es nuestra cultura la que ha desembarcado en este mundo nuevo, el futuro nos atisba el renacer de la filosofía, pero quizás para después, porque ahorita no nos interesa que digamos, sino vean los comentarios de todos los textos colgados en el blog o las ventas del libro “El retorno del espíritu” de Miguel Giusti.

2 puntos de vista:

Anónimo dijo...

Hay gente que ama el rock n roll, hay otras que aman el sexo, algunas otras que aman inconcientemente la ignorancia. Si la filosofía es la pasión por la sabiduria, pues tambien es tema de pocos. Al igual que tú, Eduardo, pienso que la disyuntiva no está en los que quieran usar filosofia, sino en los que no entiendan su sentido trascendente, en los que tomen la filosofía a la ligera, en los que creen que ser un fumoncito justificado es plagiar alguna filosofia barata y usarla en caso de emergencia. Alguna vez escuché que aaaaalguien tiene un Bob Marley en la espalda, "porque le gusta su filosofia"....

Eduardo . Pedro dijo...

Pedro jaja. Quien más aparte de él?