La muerte de la religión: intempestivas hegelianas.

Por: Eduardo Yalán
Escultura: Flavio Fernandini


Quizás llamar intempestivas a juicios hegelianos es muy precipitado, sacar a un hombre de su momento histórico para juzgarlo es inadecuado si pensamos en qué ámbito éste personaje vivió. Sin embargo, Hegel (y sus juicios) son intempestivos con referente a la religión en nuestra época. Si bien este filósofo acertó en su tiempo, hoy sus consideraciones no son de interés, y eso no es por culpa de él. Hablemos en este pequeño texto de religión, de Hegel, y de la modernidad. Deseo explicar a “grosso modo” como Hegel entendió a la religión y en base a esto descifrar porque ésta ya no es de interés hoy en día.

Hegel entendía a la religión como una materia que debía de dar paso a la filosofía para que así pueda haber una relación entre lo finito e infinito, entre lo universal y lo particular. Esto es así: Hegel creía que la estructura máxima de la religión estaba en las leyes, existían leyes en cada religión y cada religión se definía a través de sus leyes, ya podemos señalar al judaísmo con los diez mandamientos de Moisés, los edictos del emperador Asoka, el código Hammurabi o las leyes del Manu; todas normas morales que determinaban a ciertas religiones. Lo que dice Hegel a continuación es interesante; si la ley (lo universal) surge a causa de la oposición del hombre (lo particular) ambos lados conformarían entonces un movimiento dialéctico, una confrontación entre el concepto mismo de la ley frente a la realidad de los individuos que se encuentran bajo su régimen. Superar la ley, ir en contra de ella, es superar a su contenido, en este caso a Dios, por lo cual esa acción de superación de la ley sería vista como un hecho punible. Es entonces como se completa el triangulo dialéctico (tesisantitesissíntesis) el castigo, esencia máxima del destino religioso, se convierte en la reconciliación de lo particular con lo universal. El castigo unifica al hombre y a la ley, ambas se encuentran incluidas en el castigo. ¿Ahora bien, si me castigan que sucede? Según Hegel, el castigo implica la autoconciencia del hombre, el mirar a si mismo, el replantearse los hechos punibles de la vida religiosa. ¿Pues que hace uno cuando lo castigan, no es encerrarse en su cuarto para llorar o pensar en los actos punibles? ¿Y que hacemos después?, ¿no es rogar por el perdón al agente castigador? Así pues Hegel decía que el perdón si bien no es la superación del castigo es la reconciliación con el destino, con las leyes. Así es como se unifica o se cierra el triangulo dialéctico: tésis (hombre), Antítesis (leyes) y la síntesis (el castigo).

Ahora bien, las cosas son así. ¿Porque creen ustedes que la religión ha perdido su importancia en nuestra cultura? Porque creen que ahora, si es que creemos en Dios, no creemos en la iglesia, o si creemos en Dios, no respetamos sus reglas. La verdad es esta: nuestra cultura moderna no es la más propicia para que hombres como nosotros mostremos interés por las leyes universales ni mucho menos nos motiva el castigo divino. Culturas como las que gobernaban antes permitían el desarrollo del proceso, permitían el castigo y el perdón, permitían una religión de servidumbre cuya esencia era el castigo. Poco a poco, con el crecimiento de la individualidad, el cambio cultural y el desenfreno particular se irán apagando grandes y antiguas antorchas, la religión ira perdiendo terrenos presuntamente conquistados; las leyes universales y el perdón ya no son ni serán de interés. Si bien estamos en una época de transición cultural, entre una cultura que amaba las reglas encima y otra cultura moderna que no muestra interés por las mismas, no dejemos de pasar por alto la lenta muerte de la religión. No nos hagamos los tontos o miopes, la época de la religión se esta disolviendo, los conservadurismos se mutilan a si mismos, es hora de que llegue una nueva cultura, un nuevo mundo.

9 puntos de vista:

Anónimo dijo...

¿una nueva cultura? ¿un nuevo mundo?... ¿acaso estas invocando al apocalipsis (léase como la síntesis) como unico medio de reformarnos como humanidad?...

Anónimo dijo...

La escultura de Flavio está espectacular... además el cristo se parece bastante a él, no?, con anteojos, quizás... jaja

P.

Yo dijo...

jaja, si fuera dialectico te diria que sí. Pero creo que una nueva cultura que contradiga a la anterior no es a lo que me refiero, sino a una que integre a la anterior...

Yo dijo...

jajajajaja.,...Claro, no y eso que no haz visto todas sus esculturas..poco a poco ire colgando mas de ellas...me parece que algunas estan en venta...

asacaramesereleunch dijo...

me hubiera gustado escuchar un desenlace de este mundo sin dioses ...que sucederia al no creer en tu dios ,reforzaria la imagen propia como elevada o se apagaria todo anelo de seguir con vida ,con un nuevo fin de crear otros dioses..........me gustaria tb saber que pasaria si hago una reforma de la biblia atendiendo y aplicando modelos que se puedan sobrellevar con el mundo actual......(yalan dame mas fruta pa hacer el jugo)

Anónimo dijo...

la religion no es una cultura................

DiosReina dijo...

Empezaré por lo basico. Es cierto que el ser humano ha creado muchos dioses, lo q ha conllevado a muchas religiones. El punto es que esos dioses son falsos, y todos estan muertos. El unico Dios real y vivo, es el Dios del Cristianismo; lo digo no porque lo diga un papel sino xq yo mismo lo he vivido y experimentado. No creo en religiones, xq Dios no es religion. El hombre lo ha hecho eso, pero Dios va ms alla de tradiciones vanas que llevan a la loqra y muerte.

DiosReina dijo...

Dios es un Ser unico y sobrenatural, va mas alla de la simple mente humana, muy limitada que constantemente busca motivos, débiles; para basarse en que Dios no existe. La gente culta e inteligente ve tal posibilidad como tonta, por el hecho de observar la constitucion de un ojo por ponerlo sencillo. El Poder de Dios supera todo, y si, he vivido tangiblemente Su Poder SobreNatural. Vivo milagros cada dia. Romper su identidad mundial de religion creado por el hombre, no es facil, pero No imposible. Por el hecho de aprender a conocerle, y dejar de verlo como solo leyes. Dios les Guarde.

Eduardo dijo...

Interesante tu comentario, afirmas la existencia de un Dios único porque así tus sensaciones lo han percibido, por así tu lo haz sentido. Y digo interesante porque las sensaciones que haz percibido están completamente dentro de lo estimable por el ser humano. Si fueran sensaciones divinas o anormales a otras sensaciones, evidentemente el ser humano (imperfecto, para seguir con la teoría cristiana) no podría contenerlas ni podria siquiera poder sentirlas. En suma, es complicado justificar a un Dios poderoso y omnisapiente unicamente gracias a impresiones y/o sensaciones humanas estimables y suficientemente creativas como para diseñar un Dios. El ser humano atribuye con su infalible "causa-efecto" el origen de todas las cosas, ve su mano y inmediatamente perfila a un Ser poderoso (otra vez la susodicha logica humana) que la haya creado. De aquí que dejar de ver a Dios como ley y empezar a vivirlo (sentirlo) vendría a ser la misma huachafada e inconsistencia que la anterior (la ley sola). Si bien respeto las creencias y los sentimientos (por mas absurdos que estos sean) me gustaría también que los cristianos integren mas la emoción con la ciencia o las "leyes" como las llama usted, eso mejoraría no solo el cristianismo institucional sino la llegada del mismo para con las personas..ya que aun parece que ésta religión vive aun en épocas decimonónicas.