El velo de maya y la conciencia de lo que aparece



Por: Eduardo Yalán
Cuadro en oleo: Renzo Alva








Cuenta la historia que hace mucho había un ridículo sabio hindú llamado Sándaka, que afirmaba que la realidad estaba compuesta por hechos ilusorios creados por la ignorancia, a esto el pseudo sabio lo llamo “Maya”. Claro que Sándaka era más ignorante que todo lo que decía pero esta teoría de Maya en particular atrajo la atención a muchos filósofos entre ellos a uno muy rezongón: Arthur Schopenhauer. Cuando en el libro primero de su obra -“El Mundo Como Voluntad y Representación”- Schopenhauer habla acerca del “velo de maya”, este se refiere a que los sentidos son los que hacen a la representación, característica principal de la realidad. Todo lo que percibimos –decía- se nos aparece como conocimiento único, como dadiva apolínea; Schopenhauer insistía en que la vida y el sueño estaban íntimamente asociadas, el sueño era una ilusión de la realidad (“la vida y los ensueños son páginas de un mismo libro” –decía-) y solo el entendimiento podría soltarnos de las cadenas de la realidad aparente, del mirar sombras en la caverna.

Hoy en día tenemos también una realidad aparente, pensemos en las cosas que la sociedad hace en que nos interesemos: la moda, el trabajo, el respeto social, las jergas, la mejor pareja, la mejor ropa; todo esto es la apariencia, una ilusión soñolienta causada por dejarnos llevar por las percepciones. Se ha tratado de llamar a los hombres y al fenómeno aparente de muchas maneras; así pues filósofos como Baruch Spinoza llamaban “vulgo ignorante” a aquellas personas que intervenían en el movimiento de masas altamente alienante. Así también Marx y sus secuaces buscaron en el capital y en el degustar periódicamente de la mercancía novedosa y de las exigencias del mercado, la explicación de la estupidez del hombre/mercancía. Nietzsche, por otro lado, los reconocía como el gran rebaño, aquella masa de corderos con una mentalidad reducida. También Heidegger llamaba a aquella pueril diligencia de economizar el pensamiento y a la actividad crítica como “vivir en estado de interpretado”, toda una portentosa expresión. Por último, el educador y pensador brasilero Paulo Freire consideraba, en su célebre Pedagogía del Oprimido, que el elemento básico en la mediación opresores/oprimidos es la prescripción, es decir, una imposición de una conciencia a otra; esto da paso a lo que se puede llamar hoy en día como apariencia; el individuo no es lo que el dice de sí mismo (el ser), sino lo que dicen de él (el no ser). Hay que estar de acuerdo que la razón es una anomalía y la estupidez la base de nuestra especie humana, pero el que entiende de ambas comprenderá que no se podría vivir solo con una.

Ahora bien, ¿Cómo creemos, con todo lo dicho, que se maneja la apariencia? tomando en cuenta que en nuestra actual cultura existe una mayor exigencia de los sentidos, percepciones y afectos. Si la tecnología ha hecho que nuestros sentidos sean involucrados haciendo que seamos más propensos a utilizarlos (quizá comparable a culturas tribales) ¿esto no afectaría entonces a la “conciencia de maya”, a la realidad aparente? ¿No seriamos más ignorantes o creeríamos en el sueño como si fuese una realidad hoy más que nunca? ¿No nos costaría acaso pensar en una vida sin el sueño: sin los lujos, modas, “agarres”, discotecas, computadoras, etc? ¿Donde creen que se origina el racismo, no es acaso en la ignorancia de los atavismos de la apariencia? Si los tan sensibles ancestros tribales creían en dioses, hoy, con lo igual de sensibles que somos, creemos en otros dioses que, igual que los anteriores, nos esclavizan. La apariencia no solo es una fuente de males de hoy, sino también una segregación de semen de culturas pasadas que se resisten a morir, de allí que el machismo, la moralidad, el cristianismo entre otros, existan.
¿Qué podemos hacer para trascender el umbral entre el sueño y el no sueño? Nosce te ipsum, ¡Conócete a ti mismo!, con esa certeza se pueden bifurcar los mares, no hay necesidad de abrir ningún libro de ciencia o filosofía, unicamente el libro del alma nuestra. Asi como no es posible y saludable evitar el sueño (la tecnología, la moda, la discoteca…etc), tampoco es saludable negar al entendimiento (conocernos a nosotros mismos, entender a la realidad, saber que elegir y que no, que es del vulgo y que de nosotros), ¡te reto a ti señor negador a integrar los sentidos con la razón: la estupidez y la erudición! ¡Te reto!

11 puntos de vista:

Schuldiner dijo...

Me gusto mucho su blog. Pase por que andaba buscando información sobre el velo de maya, del cual tenia poco entendimiento.

Me parece muy bien que expresen sus opiniones, de manera interesante y original. Saludos!

PD: El ateismo reconocido me parece una gran contradicción. Negar algo que no existe, ¿no vendria siendo una afirmación?

Nico Roldan dijo...

Yo también he caído en este blog buscando información sobre el "Velo de Maya" al que se refiere Schopenhauer en el libro primero de su obra "El mundo como voluntad y representación".

PD: No creo que un ateísmo reconocido sea una contradicción, más bien es afirmar o demostrar que se ha vencido al concepto falso y equívoco de Dios, concepto contra el que luchamos desde que nacemos y que resulta muy difícil ganarle la batalla.

"Dios ha muerto" (F. Nietzsche, El anticristo)

nina dijo...

Como los anteriores comentarios he caído por buscar info sobre el velo de Maya.
Me parece interesante la puesta de puntos en común de Spinoza, Nietzsche, Heidegger, y sobre todo el de Paulo Freire. Interesante.

Daniel Correa dijo...

Para este tema tan interesante, es de sobre manera obligatorio leer: "el mundo como voluntad y representación" de Schopenhauer, ahi empieza y termina toda explicación, los demás... sin despreciar, solo son comentarios(Heidegger, nietzsche...etc)

Anónimo dijo...

Muy buen texto. Le aplaudo por su sintesis. Gracias por compartirlo con el mundo. Gassho, Sensei Paul Quintero (Monje Zen).
www.muellezen.wordpress.com

Horacio dijo...

de acuerdo; sin embargo deben leer a U.G. Krishnamurti. creo que es algo aparte

carlos valero dijo...

Como todos los demas cai en este blog buscando informacion del velo de maya... Me parece buena la sintesis y el contraste entre autores pero mi fuente de duda fue siddharta de hermann hesse... Una obra maestra definitivamente... Segun los planteamientos de siddharta no es absolutamente necesario solo buscar mas alla del velo... Mas bien se deben apreciar las cosas conociendolas en la forma que se presentan pues de alguna forma tambien nos nutre y nos ayuda a encontrarnos... Buscando mas alla de las cosas tambien solemos buscar mas alla de nosotros mismos sin permitirnos encontrarnos e incluso llegando a huirnos... Yo agragaria que esa primera vision o lo mas aparente es tambien parte constitutiva de todo, ya sea algo como la moda o cualquier objeto... Es por eso que para abordarnos a conocer las cosas a profundidad debemos tambien apreciar la forma como nos llega a los sentidos... Saludos

carlos valero dijo...

Tambien el gran Silvio Rodriguez toca la necesidad de ver las cosas de las dos formas...en su cancion Historia de tres hermanos plantea, mas o menos, que si ver solo lo que tenemos a primera vista no nos deja var hacia delante... Ver solo mas alla tampoco nos ayuda mucho... Saludos de nuevo jeje...

Paola Márquez dijo...

tengo una duda como puedes conocer a tu alma si tal vez esta contagiada de ese ativismo cultural que mencionas por que al buscar adentro de ti encontraras todo es linaje cultural que te ha enseñado la realidad

nico dijo...

Si, gracias muy interesantes todos los comentarios. Igual busco información del velo, como complemento a una ponencia sobre la muerte perdida del ser.

Orlando Ricardo Vergara dijo...

Como lo primero es mtafisico,lo segundo seria solo error; no contfdiccion.