SIN PAN BAJO EL HOMBRO

Por invitado: Mario Martin
www.sesotrilcico.blogspot.com


¿Por qué estoy aquí?
Sin pan bajo el hombro.
Siquiera un pan tieso, de días, pan gárgola,
para que mis dientes se hagan trizas
y se destripe la esperanza.
¡Nada, nada señores!
¿Por qué vivo bajo este suburbio?
Calentando el pedazo de acera donde todos escupen.
Con mis huesos arrojados a suerte de no sé qué justicia,
mi carne oleada de podredumbre.
Mis ojos amoratados… Ciegos… Anómalos.
Mi todo, mi nada… en tiempo de oruga eterna.
Sin alas, nunca, Jamás…
¡Ay, hombre!
¿Por qué estoy aquí?
Derrumbado. En huaico de nubes tristes,
eructando este pensamiento:
“El mundo es perfecto para SUFRIR”

2 puntos de vista:

Anónimo dijo...

Me da la impresión que el poema refleja un pensamiento schopenhaueriano, y no hay que estar orgullosos de ello. La tragedia, como una vez lo afirmó Gilles Deleuze, no se trata de culpar a la vida ni al mundo de las catastrofes tanto personales como sociales: no hay fenómenos trágicos, sino una interpretación trágica de los fenómenos. Los poetas siempre caen en este tipo de contrariedades.

eduardo

Mario Martin dijo...

mmm bueno con la critica ehhh-¿?- su impresión sobre el pensamiento schopenhaueriano sobre mi texto, no sé mucho sobre aquello, sólo y sencillamente me dedico a escribir
mi percepción en aquel instante (a la hora de escribir este texto) fue esa "Sin pan bajo el hombro".
Pero gracias a su critica me he interesado en saber sobre este Filosofo, filosofo del pesimismo como muchos lo llaman, y he encontrado algo muy interesante, una tesis que las comparto con ustedes:

http://www.cibernous.com/autores/schopenhauer/index.html


siempre son buenas las criticas.

Gracias


Mario Martin